jueves, 4 de febrero de 2010

* MIS NIÑOS Y SUS MARIONETAS

Junto a mis alumnos y alumnas de 2º de bachillerato
Laura y Virginia

Patri y Eduardo



Alba, Miriam, lola y Cristina


Ángela, Ángela y Ana



Belén y Silvia


Mª José, Carmen y Rocío



Lidia y Antonio
***
Las clases de la optativa de 2º de bachillerato, literatura universal, me regala momentos maravillosos e imborrables, pues me ofrece la oportunidad de experimentar junto a mis alumnos y alumnas el placer de la creación. Además del programa literario, este año hemos creado un taller de marionetas, en el seno del cual, organizados por grupos de trabajo, han inventado ellos mismos sus propios textos, creado las marionetas para la representación, diseñado el cajón de madera que se transformará en teatrillo de guiñol y ya sólo resta hacer las grabaciones de los cuentos con el fondo musical. Voy a presentaros a mis artistas con sus muñecos: podéis ver a Patri y Eduardo con Benito, la abuela Margarita, don Rebollo y Abdelia, personajes de su historia "Es bonito ser generoso", los rostros de los muñecos, aunque no se perciben bien, son geniales; Alba, Miriam, Lola y Cristina, nos presentan a los personajes de "La buena alimentación", un relato donde nos hablan, entre seres maravillosos como el hamburguesón, sobre la correcta forma en que debemos nutrirnos para tener una vida saludable; Laura y Virginia aparecen con Agapito, doña Colegio, Abu, entre otros personajes, todos ellos protagonistas de "Aprendiendo desde pequeños", una tierna historia de afectos y emociones. Ángela, la otra Ángela, la Saldaña, junto a Ana aparecen con los protagonistas de su obra "La fábula de los enredos": Mari Trini, Fanca, Catanga, Lucrecio y Mari Paz, que nos trasladarán a la más tierna infancia. Belén y Silvia en la imagen siguiente en la que falta Patricia, que también forma parte del grupo, nos muestran los preciosos y coloridos personajes de "La granja", vaca, pollito, oveja... Mª José, Carmen y Rocío decidieron que su fábula versaría sobre la importancia de la bondad y titularon su obra "Compartir con los amigos" en la que Carla, Pepito, Carlitos y Rafalito nos darán una bonita lección de vida. Finalmente, Lidia y Antonio, que están enamorados, aunque ellos todavía no lo saben y prometen, cuando lo descubran, que me invitarán a su boda, nos presentan a Juan, Nora y Miguel, personajes de "La negrita malquerida", cuento sobre la marginación y el racismo.
En la foto de arriba estoy junto a ellos, disfrutando de uno de esos instantes en los que siento que mi profesión vale muchísimo la pena. Las clases transcurren de manera amable, con un ambiente de alegría y ganas de aprender creando e inventando y eso le da chispa a la mañana. Ellos conforman un grupo donde la amistad ha ido creciendo con lentitud para haber acabado siendo un grupo de compañeros que se quieren y ayudan. Por todas estas razones, sobra decir lo mucho que me aportan a nivel humano y profesional, así como lo gigantesco que es mi cariño por absolutamente todos y cada uno de ellos. Besitos de chocolate para todos.

2 comentarios:

  1. Hola madre!! que pasa?? yo estoy aquí en Italia mirando el calendario y contando los dias que me quedan para poder abrazarte a ti, a papa y a la Car...Bueno no voy a ponerme melancolica que me lio a llorar como una magdalena...
    Me estaba dando un paseo por tu fantástico mundo y me he encontrado ante una nueva entrada espectacular..."Las marionetas y tus niños", podrías comentar en la clase de mi parte que son unos grandes artistas, cuanto colorido y què cosas tan lindas... Y bueno decirte que sigas adelante con tu maravillosa página que cada vez que me meto me gusta más.
    Aún no he sido capaz de leer aquel documento que me escribistes antes de venirme a mi erasmus...pero bueno tranquila que ya queda poco para llegar, leerlo y que no se me caiga ninguna lágrima porque ya estaré en casita cerca de vosotros.
    Me despido ya...un besito muy grande. OS QUIERO MUCHISIMO.

    ResponderEliminar
  2. Hola, mi amor, cuánto te quiero. Ya mismo estaremos juntas y te prepararemos una fiesta familiar de bienvenida, de esas culinarias que tanto nos gustan a las dos.
    En cierta ocasión una rana madre le entregó a su ranita un hermoso paraguas que extrajo de su mágica chistera. ¿Para qué querría aquel artilugio el pequeño animal? Tras la pregunta su mamá respondió: ¡Márchate, márchate, hija de mi vida! ¡Conoce el mundo, experimenta el sabor de otros cielos, paladea el dulzor de otras estrellas! Mis lágrimas resbalarán por el paraguas y, al no verlas tú, evitarán que te detengas. Márchate y sé feliz.
    Besitos de melocotón con nata y canela.

    ResponderEliminar