lunes, 20 de septiembre de 2010

* LIBROS, SIEMPRE LIBROS...


Libre, y para mí sagrado, es el derecho a pensar... La educación es fundamental para la felicidad; es el principio en el que residen la libertad y el engrandecimiento de los seres humanos. El hombre puede ser infinitamente hermoso, poseer multitud de propiedades, ser rico en amistades... Si no atesora libros para leer, si no se instruye, entendiendo lo que lee, siempre será pobre de ideas y, por tanto, habrá perdido la oportunidad de pensar por sí mismo. Pues lo contrario de la felicidad no es la infelicidad, sino la ignorancia, la cual conduce al camino de la ceguera y la intolerancia. La imaginación, la gratitud, la valentía, la fuerza, el amor, la paciencia, la bondad, la humildad..., crecen y florecen con mayor ímpetu si los regamos con el néctar de la sabiduría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario