domingo, 24 de octubre de 2010

* NACIMIENTO DE LA ONU


En el verano de 1945 la Segunda Guerra Mundial daba sus últimos coletazos. Mientras, los representantes de 51 naciones redactaban la Carta de las Naciones Unidas. Su principal objetivo era ’preservar a las generaciones futuras del azote de la guerra’, mejorando el funcionamiento de la desaparecida Sociedad de las Naciones (un organización anterior surgida a partir de la Primera Guerra Mundial) que había mostrado su ineficacia para mantener la paz.
En 1950 se instala la sede definitiva de la ONU en Nueva York y el número de países miembros crece rápidamente hasta alcanzar a la práctica totalidad del mundo. Pero muy pronto comenzaron a sentirse las profundas diferencias entre las cinco potencias dominantes. EE UU, la Unión Soviética (actualmente Rusia), Reino Unido, Francia y China. Estas diferencias, conocidas como ’guerra fría’ (que duró hasta 1995), hicieron imposible para la ONU evitar conflictos armados localizados, como sucedió en Corea, Oriente Medio o Vietnam. Hay que valorar positivamente, sin embargo, los esfuerzos en la detención del ’gran conflicto’ entre los dos grandes bloques, en los procesos de descolonización y en favor del desarme y de los derechos humanos.
A pesar de sus éxitos y fracasos, la ONU es hoy el foro en el que se debaten los grandes problemas que afectan a la paz mundial. Actualmente atraviesa por un delicado momento, ante la necesidad de adaptarse a la nueva realidad que ha sustituido al enfrentamiento entre los grandes bloques: los conflictos surgidos del nacionalismo o la intolerancia religiosa, la pobreza en el mundo, las grandes epidemias como el SIDA, los problemas medioambientales como la destrucción de la capa de ozono o el cambio climático, el creciente poder de las grandes empresas multinacionales derivado de la globalización, etcétera.
Actualmente, se abren nuevas posibilidades de actuación de la ONU en pro de la paz mundial. Sin embargo, los relativos fracasos de las misiones pacificadoras en Palestina, Somalia y los conflictos de la antigua Yugoslavia hacen que se plantee cada vez con más fuerza la necesidad de una reforma en profundidad, que está acometiendo Kofi Annan, su Secretario General.

No hay comentarios:

Publicar un comentario