sábado, 15 de enero de 2011

* TAMBIÉN LA LLUVIA


La magistral película dirigida por Icíar Bollaín nos traslada a Bolivia en el año 2000 para narrarnos hasta tres historias paralelas, relacionadas entre sí de diversa manera. La principal, de la que derivan las otras, es la de un equipo español que pretende rodar una película centrada en la conquista de América; más concretamente en la injusta situación vivida por los indígenas y en el enfrentamiento, por este motivo, entre el imperio español y algunos miembros de la Iglesia (Fray Bartolomé de las Casas y Antonio de Montesinos). Los personajes principales de esta trama son el productor Costa (Luis Tosar), a quien en apariencia sólo le preocupa el rodaje y que se lleve a cabo de la forma más barata posible, el director Sebastián (Bernal), un joven idealista que parece fascinado por la reivindicación de los derechos de los indios americanos, y un veterano actor, Antón (Karra Elejalde), que interpreta a Cristobal Colón. Mientras se cuece la filmación, que funciona como un viaje temporal, cuyas escenas cobran vida como si realmente estuvieran ocurriendo en ese momento (la aventura en tierras americanas es otra de las líneas de acción), asistimos a una revuelta popular por la privatización del agua (la conocida Guerra del agua de Cochabamba).
No sale en el cartel, y su nombre no le sonará a nadie, pero el verdadero protagonista de ‘También la lluvia’ es Juan Carlos Aduviri. Sobre él debería recaer el peso de la narración, porque está sensacional en su doble papel de Daniel, luchador padre de familia, y Hetuey, líder indígena. Mientras la cámara lo enfoca, la película se llena de energía y alcanza su mejor tono, el drama se vive, se siente, se palpa, y poco importa que haya otros a su alrededor; todo lo que le ocurre a Daniel/Hetuey tiene interés, parece auténtico y emociona. De vuelta a la filmación, retornamos también a las dudas de Costa y Sebastián, cuyo plan estalla en pedazos al encarar una crisis real, la desesperación de los bolivianos por la escasez de agua, un hecho que revela la hipocresía de nuestro sistema actual, apoyado en heridas que siguen abiertas, como bien expone Antón, el personaje más coherente y carismático de todos los que integran el equipo de rodaje español.
El guion parte de una jugosa premisa pero requiere demasiadas “casualidades” para avanzar (la conversación telefónica junto a Daniel, la detención casi en la cruz, la petición de auxilio justo cuando el equipo se marcha). Puede presumir, además, esta producción española, con inversión francesa y mexicana, de la música de Alberto Iglesias y de la fotografía de Alex Catalán, que junto a un guión inteligente y la labor de los dos actores destacados podría otorgarle muchas posibilidades en la gala de los Óscar. ¡Vete a verla, corre!

2 comentarios:

  1. Hola soy de bolivia vi la pelicula y estuve en ese momento enla ciudad de Cochabamba durante los sucesos de la guerra del agua personalmente no creo que ni una ni otra historia dentro de la pelicula fue relatada de la mejor manera.
    ademas esta pelicula cuenta con grandes actores como Luis y Gael con grandes sueldos. Pero no se cuanto le pagaron a juancarlos pero no creo que sea mucho ya que lo mas probable es que no vaya a los premios Goya donde esta nominado por que no tiene los recursos suficientes. a lo mejor paso lo que relatan en la pelicula que pagan mal a los indigenas. me gustaria saber por que ?? incluso algunos extras de pelicula que gueron mal pagados entre ellos una amigo en particular que le pagaron 15 euros por dia de rodaje en total 7 muy muy poco no les parece. pelicula mal relatada y mal pagada a los actores y extras bolivianos.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Yamil:
    Me alegro enormemente que estés aquí, afirmando con contundencia lo que has vivido. Creo que la película genera muchos comentarios adversos que deberían salir a la luz. A mí me pareció que todo cuanto reflejaba en relación a compromiso social era positivo, no obstante, es bueno escuchar a los demás. ¿De verdad el actor principal cobraba 15 euros dirios???? Pues denúncialo, yo te presto mi blog. Escribe un artículo donde expongas todo cuanto creas denunciable. Aquí estoy yo. BESOS

    ResponderEliminar