domingo, 6 de marzo de 2011

* QUE NO TE CONFUNDAN


El hombre que no sueña es inútil como un manojo de espinos. Mas, cuando la ilusión aguarda quietita entre las grietas ocultas de las cosas, el sueño irrumpe de nuevo y el sauce llorón retorna a la primavera repleto de vida nueva. Ábrete paso entre las zarzas!

No hay comentarios: