miércoles, 18 de mayo de 2011

* MORIR PRIMERO



Coronas son tus canas de experiencia
Guirnaldas de sapiencia las arrugas
La boca desdentada es pura ciencia
Que en verbo deleitoso tú conjugas.

La esencia de tu alma es una oruga
Que transformarse espera con paciencia
En néctar, mariposa que se fuga,
Del cuerpo que cobija la existencia.

Cuando el postrero día haya llegado
Que abandones la hacienda que te alberga
Apura unos segundos a mi lado.

Al cielo le suplico que detenga
Del tiempo las guadañas de su hado
Yo espero, una vez muerta, a que tú vengas.

No hay comentarios: