viernes, 23 de septiembre de 2011

* MÁGICOS PUENTES DE ILUSIÓN

"Nada nos importan los obstáculos a salvar (el frío, la humedad, el peligro a morir siendo arrastrados por la corriente...). Queremos aprender a leer". Ha dicho un grupo de alrededor de 30 niños vietnamitas. Un video difundido por la televisión de Vietnam muestra a un grupo de niños que todos los días tienen que atravesar a nado un río para llegar a la escuela. En las imágenes se ve cómo los menores, que pertenecen a una escuela primaria, meten sus útiles en bolsas de plástico para arrojarse al agua y llegar así al otro lado con la intención de asistir a sus clases. Los menores se dejan arrastrar por la corriente, que dependiendo de la época del año puede llegar a tener más de tres metros de profundidad. De ese modo, los chiquillos arriesgan sus vidas a diario incautamente, pero el arrojo y la valentía con que defienden su derecho a aprender los hacen merecedores de todo nuestro respeto y admiración. Actualmente somos testigos de un primer mundo en cuyo esquema de valores la cultura no ocupa un lugar de privilegio, por eso las imágenes de estos muchachos casi desnudos, atravesando las intrépidas corrientes, portando un tesoro entre las manos (sus libros), me han empapado de emoción, haciendo que un torrente de culpabilidad humedeciera todas las orillas de mi ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario