martes, 18 de octubre de 2011

* MORBOSO Y DEGRADANTE ¿denunciable, punible?

Todo, en Tele 5, es morboso y degradante: la utilización de las mujeres, del amor, del sexo, de la tristeza ajena, de la debilidad ajena, de la fragilidad ajena. Y levanta muy bien sus propios mitos, para después romperlos sin piedad. Incluso lo que no es morboso y degradante en Tele 5, al final, se termina contagiando, porque cuando las aguas fecales se acumulan con tanta fetidez, y además concentradas sin ningún tipo de vergüenza, hasta los telediarios pueden llegar a contagiarse de ese trato asqueroso. Como cuando se pudre algo en el frigorífico y la putrefacción asfixia todo el piso. 
Ayer era pasmoso cómo se ofrecía en todos los noticiarios de la cadena la muerte de una niña china vapuleada, atropellada, golpeada... en la carretera, bajo las ruedas cruentas de los vehículos impíos. Una vez y otra y otra vez más. En un acto de generosidad suprema, todos los presentadores de la noticia en tele 5 advertían (como si de un favor se tratara) que habían recortado las partes más truculentas de las imágenes... ¡Cuánto daño a la cultura y a las generaciones futuras a cambio exclusivamente de dinero! Ahora le toca pagar el tributo a Marta del Castillo ¿qué vendrá después?   

2 comentarios:

  1. La prensa sensacionalista vende por el morbo y el shock que producen sus noticias. Como cuando uno es testigo de un accidente automovilístico, es difícil dejar de mirar y realmente son pocas las personas que se acercan para ayudar.
    Tengo entendido que la noticia sorprendió, no solo porque atropellaron a la niña y nadie ayudó, sino porque hay una ley que prohíbe auxiliar a heridos en casos como este, ya que se les puede cobrar una jugosa suma. Aunque, pensándolo mejor, quién sabe si eso no es excusa para propagar las imágenes.

    ResponderEliminar
  2. Sí, Rivela, tienes toda la razón en tus argumentos. Es tremendo el sensacionalismo y el gusto por la truculencia. No obstante, tenemos mucho que ver público que consume ese modo de hacer televisión. En cuanto a lo del atropello también están en lo cierto, pero no deja de sorprender la falta de humanidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar