sábado, 12 de noviembre de 2011

* CABECITA HUECA, LA MUERTE NOS IGUALA


Soy rubia, rica, guapa, gasto miles de euros en ropa, joyas, coches, veleros... Vivo en palacios, tengo servicio las 24 horas del día, no necesito pensar en nada que no sea yo misma, por eso me dan masajes de caviar y láminas de oro y hay todo un mundo a mis pies, pues desde que nací cuantos deseos tenía siempre se han convertido en realidad. Todos los lugares que visito poseen zonas vip reservadas y especialmente acondicionadas para mi clase, así evito mezclarme con el pueblo llano ¿Te imaginas que tuviese que tenderme en la misma camilla de masajes o de operaciones que cualquier individuo de clase baja? Sería horrible, me muero solo de pensarlo. Soy consciente de que el vulgo envidia mi modo de vida y no los culpo, poseo algo que ellos añoran: DINERO. Desearían poder disfrutar el mundo de sensaciones extraordinarias que experimento yo. Sin embargo, os preguntaréis ¿hay algo que esta chica tan hermosa, que lo tiene todo, desee? ¿qué es lo que ella añora? Pues bien, es muy sencillo: TIEMPO. Tengo 60 años, pero ¿verdad que no lo parece?

2 comentarios:

  1. Hola Mary carmen, te perdí,pero aún que fue fugaz nuestro encuentro , me quedó el recuerdo de tus bellas palabras en el correo.
    Ahora mi blog está de fiesta porque ya tenemos más de 1000 seguidores y os doy un premio conmemorativo.
    Además un vídeo con mi voz, un poema de mi autoría para una gran amiga poeta que admiro y quiero, una gran mujer,Alma Mateos Taborda.Te espero, también yo intento abrirme paso en el mundo de las letras, no es fácil.
    Te dejo mi ternura con un beso
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  2. Buenas noches, Sor Cecilia. Me alegra enormemente el volumen de seguidores que su blog posee, no me extraña pues es usted todo corazón y las personas así son no sólo admiradas sino también consideradas modelo de ingente valor. Seguramente se abrirá paso en el mundo de la literatura. No obstante, es verdad, no es fácil y requiere muchas horas de trabajo diarias que, con frecuencia, pueden ir después a la papelera. Lo importante es que sea feliz creando y que en esa creación exista siempre un compromiso que le dé utilidad dentro del mundo en que vivimos, con el fin de contribuir a hacerlo más humano. Besos de chocolate

    ResponderEliminar