jueves, 24 de noviembre de 2011

* CONTRA LA VIOLENCIA, NO ERES MI AMO


Comeré cristales sanguinarios
            Si permito que amordaces mi entrepierna
                        Si tu mano, golpe a golpe, me silencia
                                   Y tus ojos me esclavizan o me entierran.
¡Y pariré sueños muertos! ¡Te lo juro!

Quemaré la luz de las estrellas
            Si me encierras, despreciando mi albedrío
                        Las labores de mis manos, mi trabajo
                                   Mi derecho, abnegación, mi poderío
¡Y romperé la luna a dentelladas!

Masticaré los lodos y excrementos
            Si mi cuerpo lo invades con tus armas,
                        Traicionando mi destino con tu espada
                                   Ahogando mi existencia en la ignorancia
¡Y prenderé mil fuegos a estos velos!

Arañaré la tierra hasta encontrarte
            Hasta perder las uñas que me albergan
                        Pero déjame que halle entre estas sombras
                                   La paz y libertad que me alimentan.
¡Sembraré las semillas de sus frutos, en el cauce de mi alma y sus veredas! 

(Fragmento de la obra COMERÉ CRISTALES SANGUINARIOS, semi-finalista en el concurso de "inspiración nocturna" del Centro de estudios Poéticos, con motivo de la violencia contra la mujer que se celebra mañana 25 de noviembre). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario