miércoles, 7 de diciembre de 2011

* IN TIME

En un futuro, en el que el tiempo es considerado, literalmente, dinero y es posible detener el proceso de envejecimiento a los 25 años, la única manera de seguir vivo es ganar, robar o heredar más tiempo. Will Salas vive su vida minuto a minuto, hasta que una inesperada ganancia de tiempo le permite acceder al mundo de los ricos, donde se une a una hermosa joven heredera para intentar destruir tan corrupto sistema. Considero que es una buena película que vale la pena no perderse. Subyace en ella una crítica profunda contra el sistema capitalista que domina el mundo. El egoísmo, la ambición y todos de cuantos males adolecemos, por los que se justifica que tres tercios del planeta tengan que morir de hambre, para que un cuarto tengamos tres veces más de lo que necesitamos. La película sostiene que unos cuantos son inmortales a costa de que otros deban morir antes de cumplir los 25. Verdad incuestionable, desde luego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario