domingo, 22 de enero de 2012

¿Y LA VOCACIÓN?

Ha comenzado un nuevo trimestre, el segundo, y sobre todo en determinados alumnos, los que cursan 2º de bachillerato y tienen pensamientos de estudiar una carrera universitaria predeterminada, empieza a verse el sudor invisible que delata la angustia de tener que obtener altas calificaciones que les permitan acceder a las carreras deseadas con notas de cortes, a veces, excesivamente elevadas: medicina, odontología, fisioterapia, enfermería, veterinaria.... Mucho sufrimiento, que luego habrá de medirse además con selectividad. Acostumbrada como estoy a ver las caritas de mis alumnos, su agobio, su perseverancia que, a veces, no consiguen lograr lo que pretenden... Mucho sufrir.
Si yo fuera ministra de educación me importaría, sobre todo, la vocación. Un alumno que ha terminado bachillerato con eficiencia, cuya dedicación demuestra un curso académico, al menos, entregando una serie de horas de su tiempo libre a ancianos, enfermos o niños, está capacitado para estudiar cualquier carrera de salud, sin selectividad... ¿Qué os parece? ¿Vocacional? Una seria de horas a animales ¿veterinario? Una serie de horas a visitar e inspeccionar obras y museos ¿arquitecto?... De momento, queridos alumnos, luchemos por superar honrosamente la selectividad para que podáis hacer las carreras deseadas. Yo os ayudaré en la mediada de mis posibilidades. Muchos besos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario