martes, 7 de febrero de 2012

* SINTECHO

En el silencio de la noche hospitalaria, el revuelo provocado por la urgencia de aquel enfermo despierta a todos los instalados en la cuarta planta. "Deprisa, no respira". Fonendo en mano, toma de pulso, masaje cardíaco, medida de tensión arterial... "Es tarde, ha fallecido". Enfermo de 59 años, ingresado hace no más de 5 horas. Recogido de la calle, durmiendo entre cartones con alarmante hipotermia. En su ficha no aparece nombre alguno de familiar, ni dirección, ni residencia habitual. Un hombre más, desconocido, sin nadie que lo quiera, sin nadie que lo eche de menos, sin nadie. Otro ser humano más, fallecido en las calles mustias de cualquier ciudad de este mundo civilizado. En su expediente médico aparece como causa de la muerte: HIPOTERMIA, pero el diagnóstico de la enfermedad permanece en blanco, cuando debería aparecer ABANDONO Y SOLEDAD. Casi 300 en Europa por la última ola de frío siberiano...

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario