lunes, 14 de mayo de 2012

* ESPAÑA ¿PAÍS DEL DESPILFARRO?

El país que ignora y menosprecia la formación de sus ciudadanos está condenado al subdesarrollo. El castillo de naipes se derrumba irremisiblemente y nuestros jóvenes estarán aquí para contemplar estupefactos la sociedad que les hemos dado en herencia.
De pequeña, recuerdo dos cosas que me impactaron de forma brutal. La primera, una película del oeste en la que, cuando los amantes iban a tomar posesión el uno de la otra y viceversa, de repente, se produjo un corte radical de la escena. Entonces, todo el público comenzó a chiflar sin contemplaciones, mientras mi padre me explicaba: "Han quitado un trozo de la película", "¿Por qué, papá?", "Se ha roto". Con el tiempo supe que aquel destrozo se llamaba censura. 
La segunda cosa fue un anuncio en televisión que invitaba a la conservación de mares, campos, animales..., para bien de nuestros sucesores, "¿Qué tierra queremos dejar en herencia a nuestros hijos?" acababa preguntándonos el publicista. A mí me parecía atroz que algún día un niño no llegara a saber cómo habían sido en su momento los árboles. El jueves pasado, un compañero de profesión que, en su caso, imparte clases en primaria me contaba cómo los niños de hoy pintan los pollitos sin plumas, dorados al horno y echando humo.
¿Quién va a ir a la universidad mañana, cuando comprueben que los ingenieros están sirviendo calamares a la romana en un restaurante durante más de 10 horas? No, si yo lo entiendo: hay que ganarse la vida, no es deshonrado, en absoluto, la profesión de camarero, es una tarea muy honorable... Precisamente era la profesión con la que mi propio padre me sustentaba. Tampoco tengo postura contraria a que la gente aprenda a ganarse la vida, vaya por delante la humildad siempre, como base fundamental de la educación. Conocer el valor que tiene sudar el dinero por uno mismo es una enseñanza de valor inapreciable. Lo que me hiere profundamente es que sea un ingeniero, un arquitecto, un economista... Una vez más, la España del despilfarro... ¿Se avecina un planeta sin árboles? 
Para colmo hoy cumplo 49, y no es que me moleste cumplir años, es que 49 no es un número interesante que me diga nada. Además, si los sumas entre sí, dan como resultado 13. ¡Qué mala pata!  

            

7 comentarios:

  1. No es el pais del despilfarro, mi estimada Mari Carmen, son los hombres que le gobiernan y que trabajan para unos pocos y no para todos los ciudadanos los que despilfarran para bien de esos pocos. Ellos, y nosotros, olvidamos que los gobernantes trabajan para sus votantes, y no para los despilfarradores.

    Muchas felicidades por esos 49 muy bien llevados!!!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Gilberto. Con la primera de las puntualizaciones estoy plenamente de acuerdo contigo. Es una realidad incuestionable que la ineficacia, así como la falta de ética han comenzado a dar sus frutos de modo virulento.
    La segunda de las apreciaciones ocultan que, a pesar de andar cargadita en años y sabiendo que podría estar mejor, no estoy mal del todo. Creo haber entrado en esa etapa cachonda en que no se sabe si el elogio es, traicionado por el subsconsciente, en verdad una furtiva y diplomática forma de recordar la vejez que se avecina y se asientan a sus anchan por los michelines, las patas de gallo, las bolsas oculares, el cuello de acordeón y un largo etc. JAJAJAJA... Es broma, pero, en cualquier caso, espero que me veas guapa al borde de los 50. Besos

    ResponderEliminar
  3. Despilfarro, estimada amiga, es que haya listas de espera en sanidad mientras miles de médicos especialistas recien titulados estén sin trabajo o debiendo marcharse a Portugal, Reino Unido, etc...
    Despilfarro es que una juventud bien formada tenga que buscarse la vida fuera de su país.
    Felicidades por el "cumple".

    ResponderEliminar
  4. Apoyo por completo tus argumentos, Andrés de Andrés. De hecho tengo una hija en las condiciones que mencionas y eso duele mucho, pues pagarán las consecuencias de lo que otros hicieron tan mal.
    Muchas gracias y muchos besos.

    ResponderEliminar
  5. Aquí hay mucho chorizo entre los políticos como entre los banqueros, la política no se entera de lo que pasa, mientras los banqueros nos hunden, caso Bankia, La Cam, Banco de Valencia, y el banco de España tampoco se entera, y no digamos las empresas públicas que dependen del Ayto y Diputación caso Emarsa, una verdadera verguenza.
    que tengas un buen fin de semana.
    un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Y se me olvidaba del "mangarín" en nombre de la monarquía todo lo que "trajinó" en las arcas públicas.
    saludos.

    ResponderEliminar
  7. Muy buena reflexión, aplicable a muchos rincones del mundo. Saludos.

    ResponderEliminar