sábado, 20 de abril de 2013

* CADENA DE ERRORES

Ya no nos quedan amigos sobre los que cargar tus frustraciones, se cansaron de tu egoismo, y yo lo permití; ni nuestro único hijo  nos mira a la cara, le obligaste a elegir entre la mujer que amaba y tu inquisitivo control, y yo lo consentí; tus hermanas son igual de hipócritas contigo que tú lo eres con ellas, pues también hablan mal de ti a tus espaldas, son cómplices de tu misma farsa, y yo lo compartí; hasta el perro ha decidido morirse porque no te preocupabas siquiera de alimentarle y yo lo toleré. Tu despreocupación por todos y por todo, excepto por ti misma, ha provocado que hoy te abandone también yo, después de intentar inútilmente respirar aire limpio en el interior de este asfixiante matrimonio, en el que he persistido más tiempo del que cualquier ser humano con personalidad podría soportar...
- Anda, deja de aparentar lo que no eres y recoge del suelo la poca dignidad que te ha quedado. Yo intentaré respetarme más durante la porción de vida que me quede. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario