martes, 22 de febrero de 2011

* LA FE DE LLAMARSE ESPERANZA


La comparecencia ayer ante los medios de comunicación por parte de Esperanza Aguirre, con la noticia de que debía ser intervenida inmediatamente de un cáncer de mama, ha tenido algunos aspectos positivos sobre la población, en general, y sobre la femenina, en particular. Desde pequeña me enseñaron a encontrar el aspecto positivo de las cosas y hoy me caracterizo, a base de ejercer tal virtud, por serlo. Así que, presumiendo de ello, trato de encontrar un triple mensaje derivado de sus palabras:
- El cáncer se detecta con revisiones periódicas para poder combatirlo con prontitud. Debes hacerte chequeos cada cierto tiempo, sobre todo, a partir de los 40, pues mamografías y ecografías sirven de mucho en la detección de esta enfermedad. Es falso que duela la mamografía, es cierto que resulta desagradable, pero es una molestia pasajera, que ni siquiera puede denominarse como dolor y, en cualquier caso, aún es peor morirse. Y las ecografías ni se notan.
- Hay que ser optimistas y no deducir que un cáncer incipiente sea sinónimo de muerte. En el mejor de los casos no necesitan ni siquiera quimio o radioterapia.
- Hoy ingresaba la política para ser intervenida y lo hacía en un hospital público. Genial, estoy harta de ver cómo quienes enferman en este país, cuando además son portentosos económicamente, se marchan a otros lugares haciendo un tremendo corte de manga a la sanidad española, así como a su personal sanitario. ¡Bravo, Esperanza! Ha sido un gran ejemplo el tuyo en todos los sentidos.
En 2007 fui intervenida de una lesión premaligna y me estirparon un papiloma en la mama derecha. Tras la operación hubo un tiempo de mejoría pero, después de un breve espacio de tiempo, comencé a sangrar de nuevo por el pezón. Parecía que la intervención no había servido de nada y lo que es peor, yo me vine abajo. No obstante, haciendo gala del optimismo del que presumo, más por educación que por mérito propio, comencé a hablar del tema tratando de darle naturalidad, teniendo esperanza. Lo cierto es que en verano de 2010 fui operada de nuevo, en esta ocasión de dos papilomas que se habían reproducido en la misma mama. Actualmente me encuentro fenomenal, he dejado de sangrar por el pezón y con la última revisión, el pasado 14 de febrero, me dieron el alta, pasando de revisame cada seis meses a hacerlo, a partir de ahora, una vez al año, si no hay síntomas nuevamente de sangrado. Mientras tanto he aprendido muchas cosas: a relativizarlo todo, a tranquilizarme, a querer mucho más a todo el mundo, a dar gracias por la vida que he tenido la oportunidad de vivir, a respirar con alegría, a disfrutar de todo y de todos, a quejarme menos, a ponerme siempre de parte de los más débiles... La vida es maravillosa y los servicios de oncología del hospital de la Merced (Osuna) y Reina Sofía (Córdoba) los constituyen un grupo de radiólogos y cirujanos geniales, amén de anestesistas, enfermeras... Por su profesionalidad y afecto he remontado este problema y ahora estoy feliz. Gracias.
¿Cómo un país que exige a sus estudiantes una nota de corte universitaria que gira en torno al 9 para acceder a medicina puede despreciar luego a sus sanitarios? No, señores, los hospitales españoles están a la cabeza de cualquier otro centro hospitalario, la diferencia es que no te sacan el dinero hasta por respirar, para morirte luego si tienes que hacerlo. No por nada estoy rodeada de sanitarios: mi marido es anestesista, mi hermano y mi cuñada son enfermeros, mi hija es estudiante de medicina en ciernes...
Tu nombre, ayer, nos dio una señal de ESPERANZA. Mi más profunda solidaridad y optimismo para todas cuantas mujeres y hombres padezcan cáncer de mama. Un beso de chicle.

viernes, 18 de febrero de 2011

* PREMIOS ITIMAD


El pasado domingo, 13 de febrero, se celebró en el salón de actos del ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache la entrega de premios de la Asociación Artístico-Literaria ITIMAD. Como pasados años se respiró sensibilidad poética a raudales. El momento más emotivo llegó cuando se homenajeó al fabuloso guitarrista Sabin, fallecido el pasado diciembre. En dichos premios, mi poemario AGUA ENTRE MIS MANOS quedó semifinalista y yo tan contenta por todo lo que, por fortuna, también este año he tenido la oportunidad de disfrutar. Gracias a todos los miembros de ITIMAD.


martes, 15 de febrero de 2011

* PARA TI, MI AMOR


Queridísima Lolita:
Mi princesa del alma, recuerdo, como si fuese ayer mismo, el día de tu nacimiento. Tras 12 largas horas de parto doloroso, en que no era posible que empujaras por ti misma para salir al mundo, me introdujeron, por fin, en un quirófano. Trastornada por los intensos dolores y medio inconsciente logré traerte a la vida. Tras los primeros instantes de nerviosismo inicial, pude escuchar entre susurros de enfermeras indiscretas que tenías el síndrome de Down. Así fue como me enteré. Antes incluso de poder verte, sentirte o besarte, ya alguien dejó esa información prendida de mi alma. Con ella, el mundo caía derrumbado a mis pies y yo tras él.
Los meses iniciales de nuestra vida juntas, yo te cuidaba con esmero, te alimentaba con mis pechos y te dormía entre mis brazos, sin embargo, cuando te miraba, no te parecías en nada a la hija que yo había imaginado. Quizás por eso no te sentía como propia. En aquellos tiempos, mi tosco corazón aún no había descubierto la auténtica realidad. Un maravilloso día, no obstante, en que lavaba tu cuerpo chiquito, reparé en tu rostro, entonces fue cuando te contemplé por vez primera tal y como eras. Pude comprobar cómo tus ojitos se clavaban en los míos con una dulzura infinita. Siempre has sabido distinguir a la perfección las personas que te querían de las que no y emprender después la conquista de las segundas, con una ternura que a nadie dejaba indiferente. A partir de aquel instante, cambiaste mi vida y comprendí con pleno gozo el ángel que Dios me había regalado por hija.
Contigo, mi preciosa Lolita, aprendí que la vida necesita su tiempo para todo y que los momentos han de pasar a su ritmo para saber paladearlos. Contigo dejé de correr para vivir. Qué dulce resultó, a partir de entonces, el sabor de los churros calentitos con chocolate, mientras te observaba a ti disfrutándolos; qué mágica, la radiante primavera inundando el aire con fragancias a vida nueva, de las que gracias a ti me percataba; qué intenso el azul del mar, cuando sonriente me señalabas que eran del mismo color que los ojos de papá. Las mariposas, las hormigas y las estrellas, que habían quedado olvidadas en el cofre de los recuerdos de mi infancia, ahora revivían de nuevo, exigiendo su derecho a existir. ¡Cuántas sensaciones placenteras he gozado a través de ti! Con qué amor me has mostrado el mundo y todos los seres que en él habitan. Con qué delicada finura has convertido mi alma en sensible para el dolor y la desgracia ajena. Siempre, agarrada de tu manita gorda y redonda, has sabido dirigir sabiamente mi destino por el sendero de la felicidad.
Los años a tu lado transcurrieron jubilosos, pero increíblemente fugaces, de modo que te habías convertido ya en una mujer noble, espontánea, alegre y sosegada, exactamente la mujer que me hubiera gustado ser a mí. Pues qué grandes han sido los momentos de alegría junto a ti y de qué modo has sabido exigirme cuando el mundo se tornaba en un caos para mí.
Todos los que te hemos querido, sabíamos que la vida de los ángeles es demasiado breve. Por esa razón la tuya se ha terminado hoy. Mi querida hija, Lolita mía, mi niña, te he gritado con toda la intensidad que mi locura me ha permitido, rogándote que no te marcharas. Sin embargo, tu corazón gigante no ha soportado las terribles cardiopatías que desde que naciste te aquejaban.
Qué vacíos estarán ahora los rincones de mi casa y de mi alma sin tu presencia revoltosa y cariñosa. A pesar de que hoy te has ido para siempre, privándome de tu mano para continuar guiando este deambular que es mi vida e invadiéndolo todo de dolor y soledad, yo seguiré aquí esperándote, sentada en la antigua butaca, donde de pequeña te acunaba, sabiendo que la estrella más hermosa del firmamento brillará cada noche para mí.

Hasta pronto, mi amor.

jueves, 10 de febrero de 2011

* DíA INTERNACIONAL DEL ENFERMO


Ojalá a partir de mañana (día internacional del enfermo) pudiéramos entender:
* su extraño paso al caminar y sus manos torpes;
* que aunque sus ojos brillen, su mente es lenta;
* que sus oídos tienen que esforzarse para comprender lo que oyen o leer en nuestros labios;
* que aunque sus ojos miran, no ven la comida que dejan caer fuera del plato;
* que es difícil convertir en palabras sus pensamientos;
*que su corazón siente, aún cuando no pueda expresarlo;
*que los que respetan y aman su forma de ser, olvidando cómo quisieran que fuese, son sus verdaderos amigos;
*lo estupendo que resulta que lo escuchemos, sabiendo que él también tiene algo que decir;
*que aunque sea un enfermo psíquico o físico agradece que respetemos su derecho a la vida o a una existencia de calidad, como la de cualquier otro ser vivo.
Los enfermos son la cerca que delimita la delgada línea que separa la vida de la muerte, el gozo del sufrimiento, la salud del padecimiento; reparar en ello es el don más hermoso que se nos pueda conceder, pues en la medida en que seamos capaces de empatizar con el que sufre, responsabilizándonos de su dolor, nuestro corazón se hará grande y fuerte, al tiempo que una caudalosa casacada de satisfacción inundará lo que somos. Ojalá yo sea capaz de llevar a cabo estas sentencias el tiempo que me reste por vivir.

domingo, 6 de febrero de 2011

* CONTRA LA ABLACIÓN


La ablación femenina o mutilación genital consiste en la extirpación del clítoris en las niñas con la finalidad de anular la posibilidad de tener orgasmos. Se realiza en gran parte de África, llegando a un porcentaje del 93% de la población, a pesar de que las ONGs se empeñen en divulgar la realidad de sus terribles consecuencias. Suele llevarse a cabo en la infancia y, en muchos casos, no sólo se cortan los labios menores, sino también los mayores, procediéndose a coser la vulva después. El instrumental empleado es una cuchilla o cuchillo de cocina y la calle, el campo, la casa o una cama son los lugares en que se realiza. Esta práctica está encomendada habitualmente a las mujeres ancianas de la familia o del barrio, a quienes se entregan las hijas para que las mutilen. La mujer a quien no haya sido realizada la ablación difícilmente podrá contraer matrimonio, pues no se considerará pura por parte de los hombres de su comunidad. En ocasiones, una mujer adulta después de haber dado a luz, con la consiguiente dilatación de los músculos vaginales, podrá ser cosida con el fin de estrechar su vulva, provocando mayor placer a su marido en las relaciones sexuales.
Las consecuencias a lo largo de la vida de la mujer que en su día fue mutilada son muy variadas: para empezar, el orgasmo clitoriano está totalmente eliminado, además las dificultades para orinar, los inconvenientes en el parto y las infecciones que se presentan son algunas de ellas, además de la muerte. A menudo, suele suceder que la falta de motivación sexual en estas mujeres hace que los esposos busquen a prostitutas para encontrar en ellas la pasión que no hay en sus esposas. la promiscuidad sexual favorece además la expasión del sida y otras enfermedades venéreas, de consecuencias terribles en un continente que, siendo tan pobre, poco puede invertir en medicamentos para contener su avance.
Todas esas razones hacen que, por supuesto, manifieste mi más profunda repulsa por una práctica aberrante que, desde luego, mancilla la dignidad de la mujer. Utilizar como argumento lo que algunos emplean: "son costumbres de otras culturas", me resulta igual que lavarse las manos ante algo radicalmente inhumano. Es verdad que en muchos casos ni las mujeres ni los hombres que practican la ablación son conscientes de sus consecuencias, por eso es imprescindible por parte de todos difundir la información suficiente para que sean ellos mismos quienes, una vez sean sabedores de sus peligros, acaben con ella. La fuerza cohercitiva y represora no tiene ningún sentido cuando la razón está de parte de quienes conocemos todos sus inconvenientes, frente a una única razón que lo justifica: el machismo exacerbado que sitúa a la mujer a años luz respecto del hombre. Cabe preguntarse para finalizar ¿sería más puro también el macho común si se le mutilara la punta del pene?

viernes, 4 de febrero de 2011

* CáLIDAS HORAS


Según las informaciones meteorológicas de última hora se avecina un fin de semana cargado de luz y calor, hasta 23 grados para el valle del Guadalquivir. Nuestro planeta, su belleza, los placeres que nos provoca y el gozo que favorece el disfrute de nuestros sentidos merece estos versos míos para su homenaje:

De norte a sur me erijo en pregonera
Y le canto a los seres terrenales
De este hermoso planeta con solera,
Do la luna y el sol quitan los males.

Su cielo con estrellas cual lucero
Sus lagos con cascadas y sus valles…
En un lance de amor, con mi sombrero,
Dedico a tal belleza unas salves.

Caudalosos torrentes y riberas,
Cuyo alborozo arroba el corazón,
Van dejando las almas prisioneras.

Grito a esta tierra, esclava de pasión,
En sus bosques, llanuras, en su sierra
¡Sólo Dios pudo crear tal perfección!

Olvida el estrés y rememora a Fray Luis de León cuando decía: "¡Qué descansada vida la del que huye del mundanal ruido y sigue la econdida senda por donde han ido los pocos sabios que en el mundo han sido" ¡Buen fin de semana!