martes, 24 de diciembre de 2013

martes, 17 de diciembre de 2013

* BESOS DE CHOCOLATE PARA NIÑOS POETAS

El que sigue, es el primero de los pertenecientes al poemario BESOS DE CHOCOLATE PARA NIÑOS POETAS:
CANIJÍN, EL SOLITARIO

Esta es la historia de un árbol
Chochifarto y endeblón
Picajoso y tristezuelo
¡Vaya ejemplar tontorrón!
Las ramas, que son sus brazos,
Flacuchas y retorcidas;
Las hojas, enclenques dedos,
Puntiagudas y muy finas.
Feo no era; sí, distinto,
Pero él no lo entendía
Pues siempre veía que todos,
A su costa se reían.
Criticaban sus ramajes,
Su corteza y su raíz,
Por su tronco tan delgado,
Le llamaban: “Canijín”.
A veces se divertían,
Con bastante crueldad
Y con el eco del viento,
Repetían: ¡Vete ya!
Por eso, sin más consuelo,
Acostumbraba a llorar
Y ninguno se esforzaba,
En hacerle contentar.
Sin embargo, entre sus sueños,
Siempre se sentía feliz
Porque pensaba que alguien,
Podría quererle así.
Mientras tanto esperaría,
Sin familia y sin amigos
Sin comprender qué había hecho,
Para tener tal castigo.
Un día aparecería,
Algún ser maravilloso
Ofreciéndole su amor
Y abrazos muy esponjosos,


Besitos de arroz con leche
Y compota de ciruelo
Miradas de chocolate,
Caricias de caramelo. 

lunes, 16 de diciembre de 2013

* IMAGINANDO SER ADOLESCENTE

Cuando me acuesto y sólo me acompaña el rumoroso silencio de la noche, no me asusta ya la oscuridad, ni los infantiles fantasmas que se esconden en las sombras. Lo que de verdad me da miedo es que regrese la mañana y, con ella, el colegio, los compañeros y la violencia. Acoso, tortura con palabras, puñetazos, narices y puños rotos, sangre derramada…
            La obligación de la juventud es aprender, reírse, conocer a otras personas, indagar con los sentidos, enamorarse… Dios mío, entonces… ¿Por qué todo esto? La única solución que quieren imponerme es a base de golpes. Es mejor, es más valiente aquél que pega antes y más fuerte.
            Sí, cuando me acuesto por las noches tengo miedo y son muchas las ocasiones en que también siento repulsa y, casi todas, las que me duermo pronunciando, como últimas palabras: ¡Qué asco!
            Luego llega la mañana y con ella las preguntas inevitables:
- ¿Por qué los adultos no hacen nada?
- ¿Por qué siguen pronunciando maravillosos discursos de falsa tolerancia, mientras continúan mostrándonos películas donde el protagonista, el bueno, es el que más seres humanos asesina?
- ¿Por qué permiten una televisión donde conseguir audiencia pasa por discutir a gritos, insultar al prójimo, faltarle al respeto y machacarlo siempre?
- ¿Acaso las últimas imágenes que han dado la vuelta, una y mil veces, por todos los canales televisivos donde se contempla una pandilla de soldados acribillando a palos a unos civiles, no deberían estar restringidas?
- ¿Por qué se empeñan en mostrarnos que la valentía y la hombría pasa por los puños y no por el cerebro? ¡Qué modo tan febril de conquistar la verdad!
- ¿A qué esperáis, padres, profesores, políticos, artistas y zapateros para sentaros a hablar y decidir?
- ¿Acaso los jóvenes hemos llegado a ser tan violentos que, incluso, os damos miedo?
-¿Cómo no va a existir violencia verbal y física contra el homosexual de mi clase, el gordito que se sienta junto a mi mesa, el magrebí que ha llegado nuevo al colegio o la fea de la pandilla, si vosotros nos estáis enseñando que el homosexual, el gordo, el magrebí y la fea son despojos, son los ciudadanos de segunda, son los perdedores?
            Si la partida se juega así, prefiero romper la baraja para no seguir jugando. 
Por eso, hoy quiero manifestar que estoy de parte del magrebí, del gordo, de la fea y del homosexual, porque me gustaría seguir considerando que los amos del mundo son los buenos de corazón y éstos no pueden ser jamás los que golpean.
            Serían tan fácil si aprendiéramos a admitir a cada cual con sus defectos y sus virtudes; si consideráramos que cada ser humano es único, distinto e irrepetible; si nos enseñarais a contemplar con deleite aquello que nos une, pero también lo que nos separa…


            Sería tan fácil que yo podría dormir en paz todas las noches. 

viernes, 13 de diciembre de 2013

* DIAMANTES

Así pensamos todos los amantes
Que somos ya se sabe soñadores,
¡Cuán dulce la belleza de las flores;
Frente a una flor, no valen los brillantes!
Mas el amor se marcha en un instante
Y todo queda a oscuras, sin colores;
Marchita, sin fragancias, con dolores,
El alma, en la locura delirante.
Me olvidas, me desprecias ¡Te idolatro!
Me dejas, me abandonas ¡No te vayas!
Enloquezco sin ti ¡Quédate un rato!
Brillantes te traeré de donde haya
Requiébrame de nuevo con tu trato

Cristales comeré si tú me fallas.

viernes, 6 de diciembre de 2013

* LAS RIQUEZAS DE VIRTUDES

La riqueza de Virtudes le permitió, además de gozar con una vida ostentosa, la inmensa fortuna en el goce de la amistad.

            Poseía tres amigos. Al primero, adorado por su belleza, lo complacía con hermosas vestimentas y riquísimos manjares, mientras éste la agasajaba con intensos placeres. Al segundo, idolatrado por su poder, lo apoyaba con fuertes inversiones, a cambio él le otorgaba prestigio e influencias. Del tercero, quien más la amaba, nunca se ocupó lo bastante por considerarlo demasiado espiritual y un tanto aburrido.


            Un día, Virtudes enfermó, gastando cuanto poseía en un mal sin remedio. Cercana a la muerte, un único amigo permaneció a su lado. El primero huyó, al prescindir de los regalos, como su propio cuerpo la abandonaría tras fallecer. El segundo, como su riqueza, la olvidaría pasando a manos de otros poderosos. El ignorado sí estaba allí, como sólo el alma camina a nuestro lado más allá de la muerte; sin embargo, cuán empobrecida la suya al mirarla de frente.

viernes, 22 de noviembre de 2013

* PREGÚNTATE SI ERES FELIZ Y DEJARÁS DE SERLO...

Expiro lenta y profundamente, mientras me digo: "No pasa nada". Puedo soportarlo. Es bueno que deje que la emoción viva en mí todo el tiempo que necesite. Es energía negativa que necesita salir de mí, si lo evito, se quedará dentro y me hará daño. 
Es bastante lógico pensar que, en muchos casos, la depresión tiene que ver con aquellas actividades, situaciones, personas o emociones que trato de evitar, ya que esto es origen de frustración y conflicto interior. 
Aunque no sea plenamente consciente de las consecuencias de la evitación, internamente vivencio un estado de pérdida, de mutilación, me estoy perdiendo algo importante de mi propia vida al no enfrentarme a lo que me genera malestar. Aspectos muy importantes de mi vida han sido dejados a un lado por estos miedos y el tiempo no hace otra cosa que consolidarlos. 
Por otra parte, me empeño en no reconocer mi propia evitación ya que esta toma de consciencia es dolorosa y frustrante (el individuo evita reconocer su evitación) y ahí es donde, cuando las condiciones se dan, suelen aparecer los síntomas nerviosos como la ansiedad o la depresión.
Aunque la evitación no dé lugar a una problemática psíquica importante, sí supone ya de por si un importante empobrecimiento vital, puesto que el ser humano renuncia a parcelas de su vida que son importantes.
La evitación es un mecanismo defensivo para no sentir angustia, ansiedad, o sentimientos adversos, pero el resultado es equivalente al que se podría obtener cuando un individuo, para no sentir el dolor de un brazo dolorido, opta por mutilárselo.
No pienso seguir mutilándome ni un solo miembro más. Me voy a dejar sentir, sin atemorizarme por lo que siento...

miércoles, 13 de noviembre de 2013

* MECIENDO EL VIENTO

Si a su paso, te marchas con el viento
No cesa de nombrarte mi garganta
Y aun cuando mi corazón se espanta
Logra invadirte por entero en sus adentros.
Habitas frutalmente el firmamento
De la tierra que tengo como planta,
Y en tu huida mi alma se agiganta
Pudiendo apaciguar este hundimiento.
Ahora pues, ya no ando temerosa,
No me vence el silencio imperturbable,
Ni la espera se vuelve tortuosa.
No hay ya soledades destrozables
Si tu imagen aparece deliciosa

En manantial de recuerdos imborrables.

lunes, 4 de noviembre de 2013

* PERMITIDO Y PROHIBIDO

Permitido cantar a las estrellas
Seducir a las flores y a la luna
Despertar a los sueños de su cuna
Permitido susurrar, sembrar querellas.
 Prohibido mutilar al inocente
Escupirle con salivas de tortura
Aplastarle el corazón y la cintura
Prohibido asesinar, ser inclemente.
 Permitido desplegar alas al cielo
Rescatar de mentiras la verdad
Sollozar en sonetos de beldad
Permitido acelerar, alzar el vuelo.
Prohibido traficar con el demonio
Evocar como luz su oscuridad
Relucir y vibrar en su deidad
Adorar sus castillos y abalorios.

viernes, 25 de octubre de 2013

* BESTIARIO

Las bestias de mis pliegues han despertado
Sedientas de susurros, muy inquietas,
Buscando en los recodos de tu nuca
Orquídeas, trepidantes azucenas.
Despierta ya, mi amante, a las caricias
Que esperan las fragancias de mi entrega.
Será una noche trágica de muertes
Si no me doy a ti, silente estrella.
Prefiero ser cadáver de otro entierro
Sucumbiendo a tu universo de promesas.

jueves, 3 de octubre de 2013

* NO PUEDO RENUNCIAR A TI

No puedo renunciar a las esposas,
Que arrastran mi desazón hasta tu cuerpo,
Ni tampoco a las ataduras,
Que succionan tus labios en mis senos.
No puedo renunciar a las cadenas,
Que me llevan cautiva hacia ese encuentro,
Ni tampoco a tus ligaduras,
Que ensangrentan y enquistan mis adentros.
No puedo renunciar a las mordazas,
Que aprisionan mi yo enmudeciendo,
Ni tampoco a tus lazaduras,
Que me dominan así: tal cual un perro.



sábado, 7 de septiembre de 2013

* TU VOZ TAIMADA

Un arpegio de furor tu voz taimada
Como acorde de una lira refulgente
Precipita mi lujuria febrilmente
Con susurros que socaban mi almohada.

En redonda o corchea embelesada
Me trastoco con tu compás ardiente
Y se enreda a mi pubis cual serpiente 
El efluvio armonioso de tu arpa.

Orquesta de violines vespertinos,
Ya suenan clarinetes y guitarras
Al fondo, un contrabajo y una flauta.

El alba trae silencios cristalinos,
La tarde, el tararear de las chicharras;
La noche, los suspiros de esta incauta.



miércoles, 4 de septiembre de 2013

* SOBRE PROMESAS Y OTROS MENESTERES

Prometo hacer las cosas siempre por mí misma, sin fallarle a mi dios particular y tratando de no perder de vista mi destino.
Prometo no tener miedo a la existencia que he elegido y a sus consecuencias, viviendo cada día como si fuese el último que me resta por gozar.
Juro no lamentarme de uno solo de los momentos que amorosamente te entregué y que seré feliz echándote en falta, alegrándome de tu existencia.
Juro que intentaré comprender a las personas, pensando que sus vidas valen tanto como la mía, respetando que cada cual es libre para elegir su camino, así como el sendero de su felicidad.
Me comprometo a crear mi propia historia, regalando mis instantes a las personas que me necesitan.
Estoy dispuesta a dar las gracias por lo que tengo y por lo que soy, sabiendo que ambas cosas pertenecen a la vida, que es ella su auténtica dueña y que, lo mismo que me ha concedido hoy, puede arrebatármelo mañana.
Prometo calzarme las zapatillas de andar por la vida, colgarme la mochila de los buenos recuerdos y apuntar con mis ojos al futuro, a un futuro feliz.

sábado, 13 de julio de 2013

* JAQUE AL CABALLO, continúa vigente.

QUERIDOS AMIGOS: MI EMOCIÓN FUE ENORME AL DESCUBRIR QUE HASTA VALENCIA HA LLEGADO MI OBRA "JAQUE AL CABALLO", Y QUE UN GRUPO DE ALUMNOS LA HA LLEVADO A ESCENA CON GRAN ÉXITO. SABER QUE MI COMBATE CONTRA EL MUNDO DE LAS DROGAS HACE REFLEXIONAR A LA GENTE JOVEN COMPENSA TODO CUANTO INVERTÍ EN ESCRIBIRLA. ME SIENTO MUY AFORTUNADA Y RECONOCIDA. 
A continuación, os pongo el enlace para visitar su página: http://grupteatreheliosleliana.blogspot.com.es/2013/06/opteatrhelios-ii-2-eso-presentan-jaque.html 

Sin embargo, no ha sido la única vez que JAQUE AL CABALLO se ha representado desde que se publicara en febrero de 2009. YA EN ABRIL DE 2011 EL AYUNTAMIENTO DE PIÉLAGOS EN CANTABRIA, A TRAVÉS DE LA CONCEJALÍA DE CULTURA, CONVOCÓ A 300 JÓVENES PARA VER REPRESENTAR LA OBRA. SU OBJETIVO: LUCHAR CONTRA EL MUNDO DE LAS ADICCIONES EN LA JUVENTUD. DE ESTA PUESTA EN ESCENA LLAMA LA ATENCIÓN LOS DECORADOS, A BASE DE CAMISETAS COLGADAS Y LA INTERVENCIÓN DE ADULTOS EN EL PAPEL DE LA MADRE Y EL PADRE DEL PROTAGONISTA. 
A continuación, el enlace para visitar la página del ayuntamiento:
http://www.pielagos.es/ESP/m/7/564/Biblioteca/Actualidad/300-alumnos-del-Colegio-Antonio-Robinet-y-el-IES-Valle-de-Pielagos-disfrutan-del-teatro-en-el-cine-Vimenor-de-Viono    

Que esta obra de teatro se represente, en cualquier parte de nuestra geografía, me anima a considerar que es maravilloso emplear la literatura como instrumento para tratar de crear una sociedad más justa y que el esfuerzo o tiempo invertido en ello es siempre compensado. No existe otro reconocimiento mejor.


martes, 25 de junio de 2013

* LA FUGACIDAD DE LA VIDA

De repente llaman al timbre. Maldita sea, ahora que había empezado a concentrarme. ¿Quién será a estas horas? Con el poco tiempo del que dispongo para poder escribir... ¿Quién es? Nadie responde, pero una sombra tras la puerta deja constancia de su presencia. Hola. Me mira sorprendido. Hola. Lo miro impasible. No obstante, su cara me suena. Será de otras ocasiones en que haya traído un paquete. Vengo a entregar este porte. Viene de Sevilla y es para don Antonio ... No sabía que mi marido esperara un paquete, pero como es muy despistado, se le habrá olvidado. Le explico, en un diálogo distante. Dígame dónde se lo pongo, que pesa. Y continúa observándome con detenimiento, a la espera de algo. ¿Querrá una propina? Pero si hago intentos de dársela, igual se ofende. Mejor pregunto. ¿Tengo que pagarte algo? No, no, no tiene que darme nada. El hombre se incorpora tras soltar la pesada caja. Gracias. De nada Mari Carmen, con los sofocones que yo le he dado a usted en clase, encima me va a dar las gracias por tan poca cosa... Disimulo. No me acuerdo de él, en absoluto. Hubiera pasado desapercibido para mí de no haber recordado él nuestra relación pasada. Bueno, pero ya te has convertido en un hombre. Ha llovido mucho desde entonces. Le digo, tratando de hacerle creer que le recuerdo. Adios, Mari Carmen. Gracias, hasta luego. Le despido. Se marcha. Pienso. Reflexiono un instante. Me entristezco porque mi memoria se doblega con los años. Me alegro porque no le guardo ningún rencor por los sofocones que dice que me daba. La vida transcurre fugazmente y mi memoria, intacta para la poesía, trae a mis labios aquellos versos que decían: "Coged de vuestra alegre primavera el dulce fruto, antes que el tiempo airado cubra de nieve la hermosa cumbre. Marchitará la rosa el tiempo helado, todo lo mudará la edad ligera, por no hacer mudanza en su costumbre". Gracias, amado Garcilaso.
        

sábado, 22 de junio de 2013

* LA LUZ DE LAS COSAS HERMOSAS

En caso de que supiera que son pocos los minutos que me restan por vivir, saldría corriendo a llenarle la cara de besos a mis hijas y a mis seres más amados; les susurraría, sin derramar ni una sola lágrima, lo mucho que los quiero y lo inmensamente feliz que ha sido mi vida teniéndolos en ella; les aseguraría que no los cambio por nada ni por nadie y les juraría que, si volviera a nacer un millón de veces, los querría a todos y a cada uno de ellos a mi lado. Les pediría perdón por no haber tenido siempre una actitud coherente con el infinito amor que les profeso, aunque yo sé que ellos me han perdonado antes incluso de cometer mis errores, así lo he querido creer y así me lo han hecho sentir a lo largo de toda mi vida. Les leería, a continuación, mi testamento vital, aclarándoles que el mayor de mis tesoros son los libros, en particular, los que han nacido de mi mano y adquirido vida en el fondo de mi propio corazón y, muy especialmente, mis poemas, los verdaderos delatores de mi alma. Abriría esos libros e iría arrancando una a una sus páginas y repartiéndolas entre ellos, aclarándoles que entre las líneas o personajes o versos de esas letras están todas las cosas hermosas que ellos me enseñaron y las terribles que la vida me obligó a experimentar. Reposaría por última vez mis ojos sorprendidos sobre el milagro de las flores de mi jardín, acariciaría el lomo mullido de mi perrita y me marcharía, finalmente, a compartir mis definitivos segundos frente al mar. Allí me dejaría morir plácidamente, sin prisas, sin oponer resistencia, de una manera radicalmente contraria a la que ha transcurrido mi vida.     
          

sábado, 15 de junio de 2013

* TE ALEJAS

Plagado de anteayer está el jacinto,
                                   Eterno de cristal, de humo, de yagas,
                                               Con desprecios transidos en la lluvia
                                   Perforas mi soledad
¡Cuán duras dagas!
Arremolinas el viento de ansiedades
                        ¿Por qué te vas de mí, por qué te alejas?
                        Prendido en la blandura del paisaje
            Ahondas en mi dolor
¡Punzantes quejas!
Perdidos ya los sueños de morderte,
                        Al desmemoriado olvido abandonada,
            Marchitas arco iris al rocío,
            Enturbias mi pasión
¡Pena asfixiada!
Por detenerme en ti y devorarte,
                        Como los mares lamen las arenas,
                                   Compongo mil acordes con recuerdos,
            Enamorada canción
¡Dulces querellas!

lunes, 10 de junio de 2013

* AY, LA MAR, LA MAR!

Sobre la blanca arena de la playa
Te observo
Fresco, limpio, verdeazulado
Te cortejo.
Tras las tupidas yedras
Te requiero
Desnudo, entero, todo
Te poseo.
Bajo esta noche de estrellas
Te amamanto.
Oblicuo, curvo, vibrante
Te sostengo.
Entre las olas del mar
Te protejo
Firme, erecto, tangible
Te detengo.
Desde mi ombligo a mis dedos
Te penetro
Tierno, canalla, sublime
Te sueño.
De mis manos que te enlazan
Te libero
Etéreo, volátil, tránsfugo
Te pierdo.

sábado, 8 de junio de 2013

* LA LIBERTAD

- Padre, ayúdame. Dos de mis amigos tienen un problema entre ellos. Cada uno me dice que si mi amistad es verdadera, deberé demostrárselo eligiéndolo a él, obligándome a su vez, a despreciar al contrario. ¿Qué puedo hacer?
- ¿Cuál es tu opinión respecto al conflicto?
- Pues considero que cada cual tiene razón en parte, pero que también cada uno de ellos han cometido errores que les ha llevado a la situación de enfrentamiento en la que se hallan. Si ambos hubiesen decidido aunar sus propias virtudes, hubieran fortalecido de manera muy favorable el afecto que se tenían, sin embargo, al tratar cada uno de ellos de poner en valor sus cualidades destacando los defectos del contrario, han llegado a oponerse de tal modo que su unión ya es irreconciliable.
- ¿Consideras, hijo mío, que ese enfrentamiento lo ha propiciado alguien?
- Sí, el maestro, padre. He visto como otorgándoles privilegios a uno y restándoselos al contrario, para luego, en otras ocasiones hacer lo contrario, fortalecía lo que los separaba, en lugar de potenciar lo que los igualaba.
- ¿Quién ha sido el perjudicado en esa competencia desleal?
- Los dos, padre.
- Pues bien, hijo mío, ha llegado la hora de que tomes una determinación y la lleves a cabo. He de decirte que las cosas en la vida no son como el maestro las ha planteado. Para que algo sea bueno, lo restante no tiene por qué ser malo, existen, afortunadamente, los tonos grises, que acercan el blanco al negro y viceversa. La competencia solo sirve para dividir fuerzas y, cuando eso sucede, procura descubrir qué intereses hay que, por encima de ella, la favorezca; al mismo tiempo, pregúntate sobré quién recae el perjuicio. En este caso, hay un perjudicado evidente, la amistad que ambos se profesaban. ¿Qué vas a hacer tú?¿A cuál de ellos vas a defender?
- Yo quiero continuar con la amistad de ambos, poder colocarme frente a cada uno de ellos sin sentir vergüenza de mis actos o palabras, poder visitarlos en sus casas sin sentir miedo al reproche, poder pasear al lado de cada uno sin temor a que nadie me señale con el dedo. No quiero que ninguno me someta enteramente a su verdad parcial y fragmentaria, pero, fundamentalmente, no deseo perder mi libertad. 
- Cuando la verdad que defiendes no te hace libre, entonces, es que ésta no es la verdad.

lunes, 3 de junio de 2013

* DESTINOS DESOLADORES

Si las mañanas fueran limpias, no habría turbulencias en el aire y las mujeres estarían a salvo en  brazos de maridos no homicidas. 
Si la primavera ofreciera flores en cada rincón de la Tierra, el hombre no escupiría barro con su ira, permitiendo a los niños dormir felices en plácidas camas de cariño y a Mario no le hubiera anegado los ojos en sangre su propio padre.
Si las tormentas no oscurecieran el horizonte de los cielos, no habría quien engaña a nuestros ancianos para apoderarse de los ahorros de toda una vida, ganados con abnegación, renuncia, sudor y lágrimas. Les provocaría compasión.
Si las aguas de los ríos fuesen transparentes, no dibujaríamos espejismos de mentira y corrupción sobre el blanco lienzo de la política, mientras hay miles de personas presas tras las garras del hambre y la necesidad.
Amar la vida es lo único que me ofrece garantías de querer continuar viviéndola, aun sabiendo que hay circunstancias que no puedo cambiar, personas cuyas actitudes no dependen de mí y pensamientos que estoy dispuesta a positivar. Solo así la existencia se hace habitable, equilibrada y, tal vez, medianamente feliz...
... Aunque me cuesta mucha tristeza pensar que mis hijas, tras años de lucha universitaria y combativos envites contra la adversidad, con la perseverancia y la renuncia como únicas armas, tengan que marcharse muy lejos para encontrar su destino. 

viernes, 24 de mayo de 2013

* DESPEDIDA DE OTRA GENERACIÓN DE ALUMNOS.

El lujo de la sencillez es un sentimiento muy difícil de explicar con palabras. Sin embargo, eso define para mí la experriencia de haber trabajado a lo largo de este curso con un ramillete de adolescentes preuniversitarios, junto a quienes he preparado la obra lorquiana LA CASA DE BERNARDA ALBA. Tras el estreno de hoy, siento que es uno de esos días en que vale la pena atravesar el sendero espinoso de las dificultades, para dejarse embaucar por la satisfacción plena y el orgullo de una juventud adormecida.

Muchachos y muchachas pletóricos de ilusiones por cumplir, de sueños que conquistar, de fantasmas que desenmascarar y de miedos que vencer, que solo necesitan una mano tendida de confianza, de esperanzada confianza. Una generación de jóvenes que lo único que necesita es una oportunidad para ser escuchada, ser entendida y ser considerada. Un grupo de chavales y chavalas que tiene sumo derecho a continuar creciendo, a equivocarse, a pedir excusas y a ser perdonados pero, sobre todo, a ser felices. No podemos robarles la posibilidad de que tansformen el mundo tan deteriorado que nosotros, sus adultos, les vamos a dejar para el relevo, porque ellos no son responsables de nuestras mezquindades, sino víctimas de tantas ambiciones, deshonestidades, mentiras, calumnias, incompetencias o ruindades.

Al fin y al cabo, ellos son los hijos que no pidieron nacer para vivir, pero a los que, una vez nacidos, debemos enseñar a no conformarse con sobrevivir.
Hoy, festividad de María Auxiliadora, rotundo éxito de LA CASA DE BERNARDA ALBA en nuestro colegio salesiano.
Antonio, Patricia, Azahara, Pilar, Isabel, Lourdes, Ana, Elisabeth, Antonia María, Cristina, Isa Muñoz, Isa Navarro, Lucía, María Belén ... Os llevaré siempre en el interior de mi corazón y el recuerdo de estos rostros juveniles que hoy se asoman a estas fotos seguirá presente para mí mientras viva. Hasta siempre, chicos.        

martes, 7 de mayo de 2013

* PALABRAS PARA EL AMIGO

Cuando se conoce el placer que otorga al espíritu el privilegio de la amistad verdadera, no existe tiempo malogrado o perdido esperando el retorno del amigo. Solo hay una dulce sensación de seguridad de que, al fin, regresarás a mí. Yo, por mi parte, te esperaré siempre con el corazón vestido de gala para celebrar el día en que nos conocimos. porque volver a estar juntos, reir, llorar a tu lado forma parte del modo en que quiero vivir el resto de mis días. Y es que no puedo vivir sin ti, y mi existencia no es la misma sin la presencia gozosa de tu nombre.

lunes, 6 de mayo de 2013

* AL AMPARO DE LO ESTOICO

Gabriel pensaba, a menudo, lo feliz que llegaría a ser cuando, por fin, consiguiera comprar aquel hermoso deportivo con el que tantas noches había soñado minutos antes de conciliar el sueño. Se imaginaba sentado sobre sus asientos de elegante piel oscura, conduciéndolo por las calles de la ciudad y, mientras las atravesaba, una nube tumultuosa de gentío se agolpaba en las esquinas para contemplar extasiados cómo su hermoso vehículo transitaba entre ellos con desdén. Para Gabriel la obtención de aquel automóvil significaba el final de toda una vida de esfuerzo y abnegación, al mismo tiempo que se tornaba en símbolo inequívoco de éxito y reconocimiento.
Al fin, su añoranza se hizo realidad. Sin embargo, un inconveniente añadido aparecía sin que él, en modo alguno, hubiese contado con ello: alguien podía robárselo. Por esa causa, con el coche llegaron las alarmas caras, las cocheras blindadas, los guardias de seguridad... Su congoja no era cuantificable, pero de haberlo sido hubiese estado en lo más alto de la escala de Ritcher. 
Gabriel se había devaluado hasta el extremo de centrar su felicidad en la obtención de un objeto externo, de modo que despreció todo cuanto interiormente podría haber llegado a conquistar. Concedió mayor importancia al tener que al ser, al coche que a la virtud, de modo que cuando el ladrón apareció, sorteando todos cuantos obstáculos él había dispuesto, le arrebató aquello en lo que se había convertido: la nada infinita. Al valorar en extremo algo que le podían quitar, se puso completamente en manos de quien acabó por quitárselo, dejando en nada el valor de su propia existencia.
       

domingo, 28 de abril de 2013

* EL 20 DE CADA MES

Saturnino, anciano centenario, vivía con su hija, yerno y nieto. En aquella familia paupérrima, el 20 de cada mes, se esperaba como agua de mayo, pues era el día que se cobraba la jubilación, gracias a la cual se sustentaban.

            Cuando el anciano murió, su hija preguntaba abatida: “¿Qué haremos ahora sin la pensión de mi padre?”. No obstante, para sorpresa mayor, el dinero continuó siendo ingresado  cada mes. Así que, pensando que fuese un error del banco bueno, ninguno de ellos se atrevió a averiguar por qué.

            Un día, la mujer padeció un ataque de histeria. Al gritar, todos corrieron a la cocina donde la hallaron aterrorizada, mientras señalaba algo. “Ah, bueno – respondió el hijo-, es un regalo del abuelo. Antes de morir, se cortó el dedo, me pidió que lo congelase y que, en secreto, lo usara para firmar el 20 de cada mes.” 

miércoles, 24 de abril de 2013

* GRACIAS A LA VIDA

Me gusta el aroma a azahar en las tardes tibias de abril y la fragancia que desprende el césped recién cortado.
Me produce rechazo el olor de las gasolineras y el de los hospitales. Me recuerdan la muerte, el final de cualquier camino.
Me enamora el perfume de mi hombre pues cuando lo contemplo encuentro que su cuerpo se llena de incienso y ramitas de lavanda.
Odio el peste de las aguas estancadas y del pescado podrido. Me traen a la memoria que existe la pobreza y la injusticia.
Me conmueve el sopor de algunas ancianas, limpias y relucientes, que, vestidas de negro riguroso, menean sus abanicos, impregnándolo todo con efluvios a limón. En ellas acabo viendo siempre el rostro de mi propia madre y despiertan mi ternura.
Detesto la pestilencia a sudor y pies. No me gusta las personas desaseadas.
Me inunda de nostalgia el pan recién horneado y la frescura del zumo de naranja porque me traslada directamente a la infancia de mis niñas, ya mujeres.
Me apasiona el olor del mar, el aroma del laurel y la fragancia de la leña acabada de cortar y, mientras me dejo invadir por tantas sensaciones desbordantes, me aseguro de que vivir es una experiencia maravillosa.

sábado, 20 de abril de 2013

* CADENA DE ERRORES

Ya no nos quedan amigos sobre los que cargar tus frustraciones, se cansaron de tu egoismo, y yo lo permití; ni nuestro único hijo  nos mira a la cara, le obligaste a elegir entre la mujer que amaba y tu inquisitivo control, y yo lo consentí; tus hermanas son igual de hipócritas contigo que tú lo eres con ellas, pues también hablan mal de ti a tus espaldas, son cómplices de tu misma farsa, y yo lo compartí; hasta el perro ha decidido morirse porque no te preocupabas siquiera de alimentarle y yo lo toleré. Tu despreocupación por todos y por todo, excepto por ti misma, ha provocado que hoy te abandone también yo, después de intentar inútilmente respirar aire limpio en el interior de este asfixiante matrimonio, en el que he persistido más tiempo del que cualquier ser humano con personalidad podría soportar...
- Anda, deja de aparentar lo que no eres y recoge del suelo la poca dignidad que te ha quedado. Yo intentaré respetarme más durante la porción de vida que me quede. 

jueves, 18 de abril de 2013

* CARTA DE NAVEGACIÓN

Tempestades, turbulencias, tormentas cabalgan agitadas en el interior de mi corazón a la espera de que, presuroso, me llames a ti.
-Soledad… - Exclamas por fin.
Las sílabas de mi nombre, mecidas por tu aliento, se tornan en diáfanas estrellas que iluminan el obscuro universo de mi naufragio. Es entonces cuando un torrente de lluvia fresca inunda cada anhelante poro de mi piel, en tanto que, al erizarse, el vello transforma en selva boscosa las ensenadas tristes de mi cuerpo. Aquí estoy una semana más, como cada una de las que conforman mi vida durante los últimos años, a la hora en que tú has decidido darme cita para navegar conmigo, convirtiendo así el desierto de mis días en un caudaloso océano de ilusiones.
- Desnúdate. - Me solicitas con la voz embadurnada por cálidos almíbares y yo, cual abeja golosa, obedezco atraída por su dulzor.
Lentamente me desprendo de las vestimentas que separan mi cuerpo de tus manos y mientras lo hago, mariposas salvajes agitan sus alas en la boca de mi estómago, plagándome entera de apasionada inquietud. Retiro en primer lugar mi abrigo, que deposito con parsimonia sobre la percha; entretanto tú preparas mi música preferida, haciendo sonar al Beethoven épico y turbulento de la Sonata Appassionata.  Después me desprendo de la blusa, que coloco con esmero sobre el respaldar de la silla; tú bajas la intensidad de la luz que ilumina la sala. Finalmente, mientras te acercas hasta mí con embaucadora sonrisa, yo desabrocho el sujetador de negra blonda que enclaustra mis senos, libertándolos para ti, el único amor de mi vida.
- Túmbate boca abajo.
Obedezco porque mi navío se hundiría de no estar anclado en la orilla de tus costas. Así me dispongo para que las yemas de tus dedos tripulen por los complacientes arrecifes de mi espalda y, mientras se deleitan con detenimiento en los escarpados acantilados de mis costillas, un escalofrío racheado me recorre la cintura. El tacto caliente de tus manos solivianta con su agitado vaivén las profundidades coralinas de mis lujuriosos deseos. La razón de mi existir comienza y termina en tus dedos marineros.
- Date la vuelta. - Me ordenas con la enérgica contundencia del firme comandante.
Obedezco porque mis días serían icebergs de helada soledad a no ser por tus caldeadas aguas tropicales y mis pechos, dos anémonas de mar, dormirían en profundo letargo ocultos en la turbidez de los fondos marinos. Los poros de mi piel, esqueletos calcáreos en tu ausencia, se abrazan, como si de hábiles algas se trataran, a los promontorios de tus brazos. La proa de mi barca cimbreante se precipita con premura a tu bahía, en tanto que tus aguas tiñen de esmeralda las orillas de mis sueños.  
- Puedes vestirte. Hemos terminado.
¿Hemos terminado? Pienso. Si acabo de llegar. Si…
Un fiordo de frío estaño cae sobre mi embarcación hundiéndola por completo. El caos vuelve a instalarse en la vida de esta vieja que soy, como una nube parda se extendiera con rudas zarpas por todo el cielo, cubriéndolo de oscura negritud.
- Soledad, la hora para el masaje de la próxima cita. - Exclamas con voz distante, mientras me entregas una nota.
Toda una semana por delante lejos de tu cuerpo… ¿Hacia qué perdidos destinos me dirigiré sin que tus templadas manos gobiernen mi timón? La vetusta madera de mi navío se torna leproso tronco carcomido porque anciana de años y encorvada de soledades, solo existe una ilusión en este navegar sin rumbo cierto que es mi vida: atracar para siempre en las límpidas arenas de tus playas.