martes, 13 de mayo de 2014

* LA DAMA DE LA ARMADURA OXIDADA

La verdadera tragedia humana no es adquirir conciencia a cerca de la propia muerte, reconociendo nuestra finitud y pequeñez. El auténtico drama es aún mayor, ya que consiste en la obligación permanente de tener que tomar decisiones y elegir.

En cierta ocasión un nieto preguntó a su abuelo: ¿Por qué estás triste?.
El anciano respondió: una batalla mortal tiene lugar en mi interior. Es una guerra terrible entre dos bestias. La primera representa el miedo, la ira, la envidia, la pena, el arrepentimiento, la avaricia, la arrogancia, la culpa, el resentimiento... La otra bestia es la alegría, la paz, la esperanza, la generosidad, la serenidad, la humildad, la benevolencia, la amistad, la verdad, la fe...
A continuación, el niño preocupado preguntó: ¿Cuál de las dos bestias ganará, abuelo?
El anciano replicó tras unos minutos en silencio: Aquella a la que yo alimente.

Elegir implica también renunciar. Ahí radica exactamente la más terrorífica tragedia del existir, en tanto que implica volver la espalda a aquello que no se elige, aunque también se desee y de ese rechazo fluye, a veces, el dolor más profundo.
Sin embargo, la vida es lo más valioso que los seres humanos poseemos, un obsequio que no podemos ahogar en la tristeza. Vivir sumidos en la negritud sería como despreciar la propia vida, igual que desear no haber nacido.

Por eso, cada segundo, cada latido de nuestro corazón, cada soplo de aire nuevo debemos emplearlos para ser feliz.

Ese es nuestro mejor proyecto de vida.


* ARTÍCULO DE JOAQUÍN DE ALBA CARMONA

Revista de la Feria de Palma del Río 2014. Artículo de Joaquín de Alba Carmona en que recapitula la promoción de autores de los últimos años en nuestra ciudad. Gracias, Joaquín por tu ingente generosidad.