jueves, 28 de abril de 2011

* LOS ANIMALES


Para ilustrar esta entrada podría haber escogido imágenes que evidenciaran el deplorable maltrato que algunos seres no humanos provocan a los animales, no obstante, prefiero siempre la vida a la muerte y la ternura a la violencia. Por esta razón, hoy, que se celebra el día en favor de los animales, recuerdo...

Declaración de los Derechos del Animal:
Considerando que todo animal posee derechos y que el desconocimiento y desprecio de dichos derechos han conducido y siguen conduciendo al hombre a cometer crímenes contra la naturaleza y los animales, se proclama lo siguiente:

Artículo No. 1
Todos los animales nacen iguales ante la vida y tienen los mismos derechos a la existencia.

Artículo No. 2
a) Todo animal tiene derecho al respeto.
b) El hombre, como especie animal, no puede atribuirse el derecho de exterminar a los otros animales o de explotarlos, violando ese derecho. Tiene la obligación de poner sus conocimientos al servicio de los animales.
c) Todos los animales tienen derecho a la atención, a los cuidados y a la protección del hombre.

Artículo No. 3
a) Ningún animal será sometido a malos tratos ni a actos crueles.
b) Si es necesaria la muerte de un animal, ésta debe ser instantánea, indolora y no generadora de angustia.

Artículo No. 4
a) Todo animal perteneciente a una especie salvaje tiene derecho a vivir libre en su propio ambiente natural, terrestre, aéreo o acuático y a reproducirse.
b) Toda privación de libertad, incluso aquella que tenga fines educativos, es contraria a este derecho.

Artículo No. 5
a) Todo animal perteneciente a una especie que viva tradicionalmente en el entorno del hombre tiene derecho a vivir y crecer al ritmo y en las condiciones de vida y de libertad que sean propias de su especie.
b) Toda modificación de dicho ritmo o dichas condiciones que fuera impuesta por el hombre con fines mercantiles es contraria a dicho derecho.

Artículo No. 6
a) Todo animal que el hombre haya escogido como compañero tiene derecho a que la duración de su vida sea conforme a su longevidad natural.
b) El abandono de un animal es un acto cruel y degradante.

Artículo No. 7
Todo animal de trabajo tiene derecho a una limitación razonable del tiempo e intensidad del trabajo, a una alimentación reparadora y al reposo.


Artículo No. 8
a) La experimentación animal que implique un sufrimiento físico o psicológico es incompatible con los derechos del animal, tanto si se trata de experimentos médicos, científicos, comerciales, como de otra forma de experimentación.
b) Las técnicas alternativas deben ser utilizadas y desarrolladas.

Artículo No. 9
Cuando un animal es criado para la alimentación debe ser nutrido, instalado y transportado, así como sacrificado, sin que ello resulte para él motivo de ansiedad o dolor.

Artículo No. 10
a) Ningún animal debe ser explotado para esparcimiento del hombre.
b) Las exhibiciones de animales y los espectáculos que se sirvan de animales son incompatibles con la dignidad del animal.

Artículo No. 11
Todo acto que implique la muerte de un animal sin necesidad es un biocidio, es decir, un crimen contra la vida.

Artículo No. 12
a) Todo acto que implique la muerte de un gran número de animales salvajes es un genocidio, es decir, un crimen contra la especie.
b) La contaminación y la destrucción del ambiente natural conducen al genocidio.

Artículo No. 13
a) Un animal muerto debe ser tratado con respeto.
b) Las escenas de violencia, en las cuales los animales son víctimas, deben ser prohibidas en el cine y en la televisión, salvo si ellas tienen como fin dar muestra de los atentados contra los derechos del animal.

Artículo No. 14
a) Los organismos de protección y salvaguarda de los animales deben ser representados a nivel gubernamental.
b) Los derechos del animal deben ser defendidos por la ley, como lo son los derechos del hombre.


Esta declaración fue adoptada por La Liga Internacional de los Derechos del Animal en 1977, que la proclamó al año siguiente. Posteriormente, fue aprobada por la ONU y por la UNESCO.

viernes, 22 de abril de 2011

* ROMÁNTICA BUDAPEST



















La perla del Danubio ha sido la hermosa ciudad que, dividida por sus aguas en Buda y Pest, ha devuelto a nuestros corazones el recuerdo de los primeros amores, aquéllos que nos invadieron un 15 de abril de 1988 en que decidimos compartir nuestras vidas tras 6 años de relaciones amorosas. ¡Qué suerte fue enamorarnos!

jueves, 14 de abril de 2011

* TU AUSENCIA



Bien sé lo que anhelo eternamente
En el triste vagar que es mi existencia
Aturdida, sin alma, sin conciencia
Repto sin rumbo fijo cual serpiente.

Mil embrujos retornan con tu ausencia
Licántropos ocultos en mi mente
Vampiros de un amor omnipresente
Que es veneno mortal de dependencia.

Te busco por la mar con mis arpones
Fieramente, incansable y en pendencia
Cabalgo sobre crestas de aluviones.

Requiero un por qué a tu indiferencia
A tus ojos que, helados de emociones,
Olvidáronse de mí con indolencia.

lunes, 4 de abril de 2011

* LAS SIRENAS NO EXISTEN



DEDICADO ESPECIALMENTE A AQUELLOS/AS DE MIS ALUMNAS/OS QUE SE SIENTAN GORDOS.

Las ballenas están siempre rodeadas de amigos: delfines, leones marinos, humanos curiosos. Tienen una vida sexual muy activa, se embarazan y tienen ballenitas de lo más tiernas a las que amamantan. Se lo pasan bomba con los delfines poniéndose moradas de camarones. Juegan y nadan surcando los mares, conociendo lugares tan maravillosos como La Patagonia, el mar de Barens o los arrecifes de Coral de la Polinesia. Las ballenas cantan muy bien y hasta graban CD’s. Son impresionantes y casi no tienen más depredador que los humanos. Son queridas, defendidas y admiradas por casi todo el mundo.
Las sirenas no existen. Y si existieran harían colas en las consultas de los psicoanalistas porque tendrían un grave problema de personalidad ‘¿mujer o pescado?’ No tienen vida sexual porque matan a los hombres que se acercan a ellas, además, por donde? Así que tampoco tienen hijos. Son bonitas, es verdad, pero solitarias y tristes. Además ¿Quién querría acercarse a una chica que huele a pescadería?
Yo lo tengo claro, quiero ser ballena.
En esta época en que nos meten en la cabeza la idea de que solo las flacas son bellas, prefiero disfrutar de un helado con mis hijas, de una buena cena con mi hombre acompañada de un buen rioja, de un café y pastas con mis amigos... Con el tiempo ganamos peso porque al acumular tanta información en la cabeza, cuando ya no hay más sitio, se reparte por el resto del cuerpo, así que no estamos gordas, somos tremendamente cultas.
Desde hoy cuando me vea el culo en el espejo pensaré, madre mía, qué lista soy.
¡FELIZ VERANO!

* CON FLORES, NO CON JOYAS TE LO DIGO


Así pensamos todos los amantes
Pues somos, ya se sabe, soñadores
¡Cuán dulce la belleza de las flores;
Frente a una flor, no valen los brillantes!

Mas el amor se marcha en un instante
Y todo queda a oscuras, sin colores;
Marchita, sin fragancias, con dolores,
El alma, en la locura delirante.

Me olvidas, me desprecias ¡Te idolatro!
Me dejas, me abandonas ¡No te vayas!
Enloquezco sin ti ¡Quédate un rato!

Brillantes te traeré de donde haya
Requiébrame de nuevo con tu trato
La vida toda entrego si me faltas.

sábado, 2 de abril de 2011

* FAMILIA FERNÁNDEZ TAMARIT

Mi padre, José Manuel Fernández Rodríguez, perdió a los suyos siendo muy joven (con 11 años a su padre Manuel y con 17 a su madre Isabel), por esa razón no he podido recabar más información que la que, a continuación, expongo: Manuel Fernández Serrano trabajaba en una empresa de secretario, en la que el dueño y su hijo realizaron una actividad fraudulenta, culpabilizando a mi abuelo de ella. Este desafortunado incidente, le costó la cárcel y durante 4 años estuvo rodando de una en otra, de aquí para allá, y mi abuela Isabel, con 4 hijos, le seguía. A causa de las condiciones infrahumanas en que se hallaba dentro de presidio, contrajo una hepatitis que le condujo a la muerte. Isabel, que no corrió mejor suerte, fallece poco después de una afección pulmonar, no sin antes ver morir a su hijo mayor, Fernando, que es la peor desgracia que puede acontecer a una madre.
Mi abuelo materno, Manuel Tamarit Calderón, era albañil y mi abuela, Dolores Ramos Barba, campesina; ambos emigraron a Barcelona tras casarse en 1953, allí trabajaron mucho pero ella, que es quien me habla, destaca otros recuerdos mucho peores. La abuela Dolores cuenta que Manuel Tamarit Anguita, padre de mi abuelo, militaba en la clandestinidad en el partido socialista, junto a sus hermanos Antonio y Pepe. Una mañana fueron a buscarlo a su trabajo, lo golpearon durante horas y lo encarcelaron durante 1 año, sólo por sus ideas. Cuando abandonó, por fin la cárcel, nadie le daba trabajo en el pueblo, así que su hermano Manuel, de tan sólo 11 años, tuvo que ponerse a trabajar en una tienda, a cambio del desayuno. Además el chiquillo recogía palmitos en la era y luego los vendía en la puerta del cine. De entre los recuerdos más claros que mi abuela Dolores tiene de la guerra, siempre recuerda un día que, recogiendo leña al borde de una carretera, ella y dos zagalas más, pasó un camión cuyo conductor se iba comiendo un plátano. Tras tirar la cáscara a través de la ventanilla, las tres muchachas se lanzaron a por ella y, después de chuparla con desesperación, no dejaron nada. Cuenta que no tenían colegio, ni casa donde vivir, se alimentaban de los matorrales del campo, cáscaras de patatas que les daban, garbanzos… Sus zapatos eran trozos de mantas atados a los pies. Padecían muchas enfermedades, como la sarna, que la invadió con 7 años, teniendo que ser rapada por completo. Las infecciones de los pies descalzos del abuelo Manuel se las curaban con azufre.
No he podido evitar llorar cuando mi abuela relataba estos episodios de una España triste y oscura que ojalá no se repitan jamás.

Encarna Fernández Tamarit (1º bachillerato)