jueves, 28 de febrero de 2013

* MEDALLA DE LA CIUDAD A MI COLEGIO



Hoy, día de Andalucía y llenos de emoción, todos cuantos formamos la familia salesiana de Palma del Río hemos recibido el reconocimiento a nuestra labor con la concesión de este premio ofrecido por el Ilustre Ayuntamiento en nombre de los ciudadanos. Ello se une al hecho de que este año celebramos el 50 aniversario de la fundación del colegio en nuestro pueblo. Por mi parte, he dedicado 25 años de mi vida a la tarea educativa de miles de jóvenes, no solo de esta ciudad, sino también de toda la comarca. Esa es la razón por la cual, sintiendo el colegio como mi propia casa, estoy muy orgullosa de este homenaje que, sin duda, nos merecmos. Por nuestra entrega, honesta y desinteresada; por nuestra causa, la misma que la que don Bosco nos legó: hacer de los corazones de los muchachos y muchachas tierra de cultivo para edificar buenos cristianos y honrados ciudadanos; y finalmente, porque nuestra labor se ve recompensada cuando, mirando a nuestros alumnos, no podemos sino llenarnos de una enorme satisfacción.  Muchas gracias. 

jueves, 21 de febrero de 2013

* ME GUSTA LA ARRUGA

A menudo imagino que las personas son no lo que aparentan, sino lo que atesoran en su interior. Por eso, cuando buscamos lo que cada ser guarda, imagino que su cuerpo es un enorme precipicio, cuyo final se encuentra en su cabeza. Así, cuando nos parece que lo que alguien dice, piensa y defiende resulta interesante es porque al asomarnos al interior de su precipicio, hay fragmentos de minerales preciosos que sus grutas protegen con afán. A medida que uno crece por dentro, el deterioro externo es inevitable. Los jóvenes son hermosos por fuera, pero seres inconclusos por dentro, a los que falta que la lava de la experiencia transforme el interior en un auténtico diamante.

lunes, 18 de febrero de 2013

* YO NO TE PIDO

Yo no te pido
que me bajes
 una estrella azul
 sólo te pido
 que mi espacio
 llenes con tu luz.
 Yo no te pido
 que me firmes
 diez papeles grises para amar
 sólo te pido
 que tú quieras
 las palomas que suelo mirar.
 De lo pasado
 no lo voy a negar
 el futuro algún día llegará
 y del presente
 qué le importa a la gente
 si es que siempre
 van a hablar.
 Sigue llenando
 este minuto
 de razones para respirar
 no me complazcas
 no te niegues
 no hables por hablar.
 Yo no te pido
 que me bajes
 una estrella azul
 sólo te pido
 que mi espacio
 llenes con tu luz.

miércoles, 13 de febrero de 2013

EN FAVOR DE LA NOVIOLENCIA

Dejarse humillar no es sinónimo de pretender humildad, porque si a una persona se la intenta someter atosigándola de manera despiadada, sin permitirle cuestionarse, sin empatía alguna, sin escucharla, sin prestarle asideros ni apoyos referenciales, destruyendo los cimientos de su seguridad, minando sus criterios personales... En realidad, se está anulando su dignidad y ése nunca puede ser el camino hacia la humildad. Por eso, NO A LA HUMILLACIÓN.